19th Ave New York, NY 95822, USA
¡Llámanos! (81) 8375 6194

10 razones por las que un banco rechaza tu solicitud de crédito

10 razones por las que un banco rechaza tu solicitud de crédito

crédito, préstamo, institución financiera, ingresos, ahorros, finanzas, garantía de pago, solicitud de crédito

Solicitar un crédito es uno de los síntomas de que ya te encuentras en la edad adulta y que, a la par que tú mismo(a) creces, tus objetivos y necesidades financieras también lo harán.

Sin duda, esto puede ser muy positivo si en tu vida incluyes metas financieras que te mantienen motivado(a) pero también requiere de aceptar mayores responsabilidades y adquirir hábitos que pondrán en perspectiva las prioridades en tu vida.

Todo esto te lo contamos considerando que tu solicitud de crédito se aprueba, ¿pero ¿qué pasa si no?, ¿es acaso el fin del mundo? En este artículo te compartimos las razones detrás de esta situación y cómo puedes resolverla (y, de paso, mejorar tu salud financiera).

Mal historial crediticio o no tienes historial

Las instituciones financieras necesitan conocer cómo es tu comportamiento al hacer uso de un crédito, para así protegerse ante el riesgo de no recibir su pago. A causa de ello, si no has tenido créditos antes o tu historial refleja faltas de pagos, muy difícilmente te aprobarán el crédito.

Una buena idea para corregir este punto es solicitar una tarjeta de crédito básica a tu banco con un monto inicial bajo (sino es que te la han ofrecido antes) para comenzar a generar un historial y tener la oportunidad de demostrar que eres confiable.

Falta de un aval que te respalde

Aunque no todos los créditos y préstamos requieren de un aval, aquellos a mayores montos y plazos suelen exigirlo. Por ello te recomendamos contar con al menos una persona responsable que, además, esté convencida de que eres una persona responsable con sus pagos.

Careces de garantías de pago

De igual forma que con el aval, los créditos destinados para montos superiores como los hipotecarios o para compra de maquinaria, exigirán bienes concretos que tengan la función de garantía de pago. En la mayoría de los préstamos personales no se exige una garantía de pago, pero te recomendamos investigar de forma previa a tu solicitud de crédito.

Información falsa o manipulada

Con el objetivo de asegurar la aprobación de un crédito, muchas personas mienten sobre ciertos aspectos, como sus ingresos económicos. Si en tu solicitud de crédito se anexan documentos que contradicen este tipo de afirmaciones, ¡puedes meterte en graves problemas y para nada te aprobarán el crédito!

Falta de comprobante de ingresos

A pesar de contar con un ingreso estable y suficiente para cumplir con tus obligaciones de pago, si no cuentas con documentos formales que comprueben tus ingresos (como los recibos de nómina) no se aprobará tu crédito. Esto perjudica incluso a los profesionales independientes, quienes no reciben comprobantes de ingresos como los recibos de nómina.

Fuiste con la institución equivocada

Un error que puede parecer inocente pero que resulta más frecuente de lo esperado es llegar a confundir el tipo de crédito que necesitamos. Por ejemplo, se puede solicitar un préstamo personal para una compra de casa cuando uno hipotecario sería la mejor opción o viceversa. ¡Asesórate bien antes de solicitar!

No tienes relación con la institución

Algunas instituciones financieras ponen más trabas a aquellos solicitantes que no cuentan con el estatus de “cliente” en el momento de la solicitud, por lo que te recomendamos acudir primero con el banco que maneja tu dinero actualmente, pues ellos pueden comprobar de forma más directa tu comportamiento financiero y así expedirte un crédito con confianza.

Cuando la edad es un problema

El factor edad puede tener un peso importante al momento de juzgar si es conveniente aprobar un crédito:

  • Si eres muy joven: tu poca experiencia laboral y financiera pueden causar desconfianza en que podrás hacer frente a una nueva obligación económica.
  • Si eres mayor de 60 años: la reducción en el nivel de ingresos a causa del retiro y el aumento en gastos médicos pueden predisponer a mayores probabilidades de fallar en los pagos de su crédito.

Inestabilidad laboral

Causa mucha desconfianza observar un historial laboral marcado por permanecer muy poco en un mismo trabajo y con un ingreso inconstante. Por lo general, una institución financiera sólo aprueba créditos si observa que se tienen ingresos acordes al crédito solicitado y una permanencia de mínimo un año en la empresa actual.

No cuentas con ahorros

Contar con un ahorro considerable habla de una persona con educación financiera adecuada y con ingresos que exceden a sus gastos, ambas condiciones muy valiosas al solicitar un crédito. Si tus ahorros no reflejan eso, ¡es hora de mejorarlos!

Si lo piensas muy bien, que te rechacen un crédito puede ser una buena noticia para ti, pues la institución financiera está evitando que adquieras una obligación que podría poner en riesgo tu futuro financiero y patrimonial.

Así que ¡manos a la obra! enfócate a mejorar tus condiciones financieras y laborales para cumplir con lo necesario para aprobar tu solicitud de crédito. En Respaldo Financiero podemos ayudarte a lograrlo, ¡sólo contáctanos para conocer cómo!

Fuentes

http://www.economiadigital.es/finanzas-y-macro/las-siete-razones-por-las-que-el-banco-rechazaria-un-credito_181394_102.html

https://blog.aspiria.mx/2016/03/16/6-motivos-por-los-cuales-rechazan-tu-solicitud-de-credito/

http://www.metroscubicos.com/articulo/creditos/2014/10/20/por-que-rechazan-tu-solicitud-de-hipoteca

[wp_show_posts id=”29246″]
¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!

Noticias relacionadas

× Whatsapp Sucursal en Monterrey, Mx