19th Ave New York, NY 95822, USA
¡Llámanos! (81) 1097 0000

3 Prácticas financieras saludables cuando se invierte

3 Prácticas financieras saludables cuando se invierte

acerca

La práctica hace al maestro, dicen. Conoce las prácticas financieras que debes aplicar cuando estás invirtiendo.

La práctica crea los hábitos, los hábitos forman las rutinas y las rutinas pueden servir como una herramienta de organización que te conduce y mantiene saludable en cualquier área.

En el camino al éxito es importante mantenerse al día con las prácticas que hemos establecido con el fin de promover el crecimiento que deseamos ver. Lo mismo ocurre cuando se trata de dinero. El establecimiento de buenos hábitos financieros a la hora de invertir y manejar el dinero es la clave para la conservación del ahorro y asegurarse una estabilidad financiera. Cuanto más se implementan estas prácticas en nuestro día a día, más fácil se vuelve apegarse a ellas hasta que se convierten en un hábito, prácticamente en una segunda naturaleza.

Aquí hay algunas prácticas que los inversores –y cualquier persona- deberían tratar de integrar en su vida diaria.

Práctica #1

Ahorrar incluso si es sólo una pequeña cantidad, y asegurarse de que sea sobre una base regular. Los términos de esta práctica dependen de ti, de tus posibilidades, necesidades y deseos. Ya sea una cuota semanal o mensual, trata de establecer la práctica de ahorrar en un día y horario para que se convierta en un hábito.

Un buen truco para el ahorro es el presupuesto. Con un presupuesto bien trabajado serás capaz de aumentar la cantidad de dinero que puedes ahorrar, y seguir aumentando esa cantidad progresivamente. Con el método de la escalera del ahorro esto es posible. Ver La escalera del ahorro.

Práctica #2

Tomar parte de esos ahorros que has comenzado a recoger con la práctica anterior y mantenerlo en reserva. Este será tu fondo de emergencia, el cual debe tener cubierto de 3 a 6 meses de gastos para cualquier imprevisto. Sin un fondo de emergencia eres vulnerable ante cualquier situación que se presente, para la cual no estarás ni remotamente preparado.

Sobre todo cuando invertimos o empezamos un negocio, estar preparado para perder dinero o dejar de ingresar por un tiempo es la clave. Para eso tendrás tu fondo de reserva.

Puedes seguir añadiendo a esta cuenta una vez al mes con el fin de maximizar tu red de seguridad. El desempleo, los gastos médicos inesperados, la pérdida de dinero, un mes malo en los negocios u otros desastres pueden hacer de esto una herramienta necesaria y por lo tanto, una de las prácticas financieras más saludables.

Ver Cómo hacer un fondo de emergencia en 4 pasos

Práctica #3

Ir con la tendencia de las prácticas saludables que se equiparan con el ahorro es seguir con el plan de ahorro para el retiro. Nunca es demasiado temprano para empezar, cuanto antes se empiece mejor.

Alrededor del 10 o 20% de tus ingresos debe ser dirigido a una Afore o plan de ahorro para el retiro. Finalmente, después que hayas llegado al máximo de tu plan, invertir el dinero en una cuenta gravable.

Ver Cómo ahorrar para el retiro

Respecto a las prácticas financieras saludables hay mucho más que puedes hacer todos los días para asegurarte una estabilidad financiera sólida, sólo asegúrate de mantenerte al día con estas prácticas de finanzas personales e integrarlas a tu ocupada vida diaria.

No importa cuánto estés invirtiendo o cuánto dinero estés ganando, si no comienzas a crearte hábitos financieros saludables que te permitan solidificar tus finanzas y asegurar tu futuro, de nada habrá servido.

¿Necesitas ayuda económica? Llena la forma de contacto y recibe asesoría gratis ahora.

DESCARGA GRATIS LA GUÍA BÁSICA PARA INICIAR TU NEGOCIO AQUÍ

[wp_show_posts id=”29246″]
¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!

Noticias relacionadas

× ¿Te gustaría más información por whatsapp?