19th Ave New York, NY 95822, USA
¡Llámanos! (81) 8375 6194

5  gastos “hormiga” que puedes evitar para ahorrar

5  gastos “hormiga” que puedes evitar para ahorrar

gastos,hormiga,finanzas,ahorros,ahorrar,límites,evitar,

Frecuentemente, nos encontramos en situaciones y eventos que nos impulsan a gastar cantidades mínimas de dinero, ya sea por ocio, diversión, o “necesidad”. Por ejemplo, cuando nos reunimos con un grupo de amigos que no hemos visto desde hace un tiempo, solemos elegir lugares públicos como un restaurante. Un gasto por “necesidad”, es ordenar algo de la carta; pues, aunque los demás consuman su parte para tener derecho a permanecer en el lugar, sentimos la obligación de ordenar, por lo menos, una bebida.

Este tipo de gastos, se denominan “gastos hormiga”. Esto es, cuando consumimos algún producto de bajo costo. El problema con estas compras, es que cuando se efectúan con frecuencia, pueden significar un gasto importante para nosotros.

Hoy queremos hablarte acerca de algunos gastos hormiga que afectan a tu bolsillo, y que podrías evitar para reducir tus egresos en cosas que realmente no necesitas:

Productos al momento de pagar

Cuando vas a la tienda a comprar un par de cosas en específico, al momento de pagar, podrás notar que en caja colocan goma de mascar, chocolates y caramelos de muy bajo costo.

Esta es una estrategia de las tiendas para que compres lo que está ahí, ya que la mayoría de las veces, tendrás el dinero suficiente para llevarte algún aperitivo.

Puedes evitar hacer esas compras, que son gastos hormiga muy frecuentes en todos los consumidores. Así, podrás ahorrarte suficiente dinero cada vez que vayas al súper.

Productos fuera de casa

Siempre procura preparar tus alimentos en casa. Es mucho más económico comprar los ingredientes y cocinar en tu hogar, y llevar la comida en un contenedor al trabajo o escuela; que comprar todos los días en algún local de comida o mini súper.

Otra buena estrategia para gastar menos, es siempre cargar con una botella de agua llena. Por ejemplo: después de una rutina de ejercicio o desgaste físico, naturalmente podrías preferir tomar una bebida energizante en lugar de beber agua natural.

Lo cierto es que el agua es más económica, y siempre puedes salir de casa con un termo o botella para evitar hacer una compra extra. Además, es bien sabido que tu cuerpo prefiere hidratarse con agua pura, que con cualquier otro tipo de bebida.

Pagos a “meses”

A menos de que estén exentos de intereses, los pagos a “meses” sólo inflan el valor del producto de manera inaceptable. A menos de que tu compra sea urgente e indispensable, evita este tipo de pago a toda costa. Siempre será mejor que busques una alternativa.

Así mismo, procura evitar plazos de pago tan largos para aquellos productos que no prosperarán. Algunas cosas que compres, culminarán su vida útil antes de que termines de pagar por ellos. Por ejemplo, las prendas de vestir, y algunos teléfonos celulares, no sobrevivirán más de 24 meses.

Retraso en los pagos

Pagos a meses, comisiones de tarjetas de crédito, pagos de colegiaturas, servicios, etcétera. Todos ellos, generan intereses o cuotas extras cuando te retrasas en los pagos. En ocasiones, la multa parece ser insignificante.

Pero si evitas todos estos gastos, podrás notar la diferencia en tu salud financiera.

Desechables

Evitar todo tipo de producto cuya vida sea corta y tenga una alternativa más ecológica, generará una de las diferencias más notorias en tu cartera.

Por ejemplo: reemplaza los focos regulares por focos LED. Durarán cinco veces más de lo que dura un foco regular. No compres baterías desechables, en su lugar, consume recargables. Platos, vasos, cubiertos y más productos desechables generan un gasto extra. Una vajilla de plástico, peltre, metal o porcelana; tendrán una vida tan larga como la tuya.

Además, no sólo tu cartera te lo agradecerá, sino también el medio ambiente.

Tal vez, al evitar alguna de estos gastos hormiga, la diferencia en tus finanzas no parecerá una cantidad importante; sin embargo, notarás la diferencia al evitar todas ellas en un periodo de tiempo extendido.

Es decir, si evitas todos estos gastos a lo largo de seis meses o un año; y ese dinero lo destinas a algún fondo de ahorro, notarás que la diferencia sí es importante, y que esa cantidad podrás utilizarla en algo más valioso y de mayor relevancia.

[wp_show_posts id=”29246″]
¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!

Noticias relacionadas

× Whatsapp Sucursal en Monterrey, Mx