19th Ave New York, NY 95822, USA
¡Llámanos! (81) 1097 0000

7 actitudes que debes tener frente al dinero

7 actitudes que debes tener frente al dinero

Muchos habremos deducido que el dinero no lo es todo, pero definitivamente sí es importante.

dinero,finanzas,salario,ingresos,actitudes,siete,

Hoy en día, muchas cosas se obtienen únicamente a través del dinero: alimentos, viviendas, servicios, entretenimiento, educación privada, transporte, entre otras cosas.

Por supuesto, existen personas minimalistas que deciden vivir con lo mínimo y evitar todo tipo de gastos, pero hasta para comer se necesita dinero.

Si tú te has encontrado en una situación frustrante de falta de dinero, o incluso, en posesión del mismo, pero sin saber cómo utilizarlo; debes de continuar leyendo este artículo.

Te compartiremos 7 actitudes que debes tener frente al dinero, si quieres prosperar y hacer un uso correcto del mismo:

Ser cauteloso: mueve tu dinero cuidadosamente

El dinero es una herramienta. Úsala sabiamente. No hagas movimientos demasiado riesgosos, como apuestas de cantidades muy grandes. Sin embargo, salir un poco de tu zona de confort y arriesgar cantidades considerablemente pequeñas, podría ayudarte a rendir mejor tu dinero. Es cuestión de investigación y estrategias.

Ser meticuloso: ahorra religiosamente

Debes ahorrar con la creencia de que cada peso es fundamental en tu bienestar y tu futuro. Utiliza cada centavo de manera que ahorres lo máximo posible. El dinero suele irse en gastos hormiga, pequeños e innecesarios, que en conjunto terminan vaciando tu cartera. Evítalos a toda costa, y entre más puedas ahorrar, mejor será el resultado para ti.

Precaución: tener un plan B

Si ya tienes mucho dinero, o si ganas lo suficiente como para permitirte ciertos lujos, debes recordar que los accidentes suceden y que podrías enfrentar una situación que pusiera en riesgo todo tu capital.

Trabaja, arduamente, intentando hacer más. Invierte una parte en tu negocio, en alguna propiedad o actividad que pueda seguir rindiendo frutos.

No confundir ambición con perseverancia

La ambición y la perseverancia son cosas distintas. Una persona que persevera en sus metas verá las recompensas con el paso del tiempo tras un esfuerzo constante. No significa que la ambición sea mala, en cierta medida es buena y puede motivarte a ir más lejos. Sin embargo, el no controlarla podría llevarte a ir demasiado lejos, poniendo en riesgo tu vida personal, o llevando a cabo acciones poco éticas.

No pongas en juego tus principios por dinero. Jamás. Por eso es tan importante que aprendas a distinguir entre ambas.

Valoración: tu tiempo es más valioso que el dinero

No aceptes ningún trabajo o tarea cuya remuneración económica no esté a la altura de las horas que dedicaste en su realización. Existen muchos empleadores que se aprovechan de la ingenuidad y necesidad del aspirante, o que simplemente no están conscientes del valor que tiene el trabajo que están solicitando.

Sabemos que en ocasiones el dinero será urgente, pero no deberías de asentarte en un trabajo que te arrebate el tiempo que necesitas para mantener tu salud física y mental, y relaciones sociales sanas.

Frialdad: no todos merecen tu dinero

Ten mucho cuidado al momento de hacer préstamos: no importa quién sea. Puede que tu mejor amigo de toda la vida sea una gran persona, pero no cumpla con los criterios de responsabilidad y honestidad que debe tener toda persona a quien se hace un préstamo.

En la medida de lo posible, evita hacer préstamos, y, si los haces; procura involucrar algún documento de por medio que te brinde la seguridad de que recuperarás tu dinero, como un pagaré.

Humanidad: el dinero no lo compra todo

A pesar de que no siempre será conveniente hacer préstamos a las personas que estimas, no siempre podrás actuar con frialdad en lo que respecta a la relación persona-dinero.

Es decir, no pongas tus finanzas por delante de tus relaciones, porque no existe cantidad alguna que pueda reparar una relación rota. Establece tus prioridades y no respetes más al dinero que a los seres humanos.

Reiteramos: el dinero no lo es todo. Trátalo con respeto, cautela y responsabilidad; pero no te encariñes con él. El dinero viene y va, y hay cosas que son más importantes, por lo que será importante que siempre le des el lugar más exclusivo en tu vida a lo que realmente importa.

[wp_show_posts id=”29246″]
¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!

Noticias relacionadas

× ¿Te gustaría más información por whatsapp?