19th Ave New York, NY 95822, USA
¡Llámanos! (81) 8375 6194

7 Lecciones financieras que nos enseñó mamá

7 Lecciones financieras que nos enseñó mamá

lecciones financieras

Mamá nos ha enseñado muchas cosas, a leer, a caminar, a comer. Pero también nos enseñó nuestras primeras lecciones financieras.

Mamá es sabia. No sólo nos cuidó, nos alimentó y nos educó, también nos dio las primeras lecciones financieras y nos inculcó el valor del dinero desde pequeños.

Ella hacía magia con los recursos del hogar para cubrir las necesidades de toda la familia, y también nuestros caprichos. Estiraba el dinero de una forma admirable, era ahorrativa y gracias a ella nos vestíamos, comíamos y salíamos de vacaciones. Aunque en muchos hogares papá era quien llevaba el dinero a la casa, mamá era quien lo administraba. Más: El talento de la mujer en la administración del hogar.

Hoy queremos compartir con ustedes 5 importantes lecciones financieras que hemos aprendido de nuestras madres y que nos han servido, y nos servirán, toda la vida. Algunas de ellas pueden parecernos muy básicas, pero todas son realmente valiosas para la vida y el éxito.

Guardar en una alcancía

Mamá nos enseñó a guardar todas las monedas que encontrábamos en una alcancía. Aunque probablemente ya tengas un método de ahorro formal, el cochinito de mamá nos ayudó a darle valor al dinero, por muy pequeño que fuera. Aunque no te hicieras millonario o nunca lo llenaras, seguro te sentías rico.

Ver Descubre el método de ahorro 80/20

Reutilizar

Seguro en más de una ocasión te tocó usar ropa, juguetes y libros de tus hermanos o primos; forraste tus cuadernos con envoltorios de chocolates y reutilizaste cuadernos para materias más ligeras como música o dibujo. Mamá nos enseñó a ahorrar dándole un segundo uso a las cosas.

Apreciar el valor del dinero

Mamá te hizo entender, por las buenas o por las malas, que el dinero cuesta trabajo y esfuerzo conseguirlo, por eso aprendimos a valorarlo. Seguramente tu mamá te regañaba cuando dañabas un juguete o algo en la casa y te decía “claro, como a ti no te cuesta”, “deja que tengas tu propia casa”. Pero resulta que crecimos y nos dimos cuenta cuánto cuesta hacer dinero para comprar las cosas, y como siempre, mamá tenía razón.

Estirar el dinero

Sólo cuando crecemos y manejamos nuestras finanzas personales es que nos damos cuenta cómo mamá rendía el dinero para pagar todas las cuentas del hogar.

Sorprendentemente ella podía comprar, pagar las facturas y ahorrar con poco dinero. ¿Apenas te alcanza para pagar tus gastos? ¿Cómo haces para mantener a tu familia? Sólo recuerda lo que hacía mamá.

Ver ¿Por qué no te rinde el dinero?

Comprar sólo lo necesario

Mamá sabía qué era necesario y qué no. No importa que encontraras una oferta de 2×1, ella no quiso llevarla porque no hacía falta. Lo importante era comprar aquellos artículos que ayudaran a ahorrar en el futuro, así nos enseñó a elegir qué comprar.

No envidiar a los demás

Mamá nos enseñó a valorar lo que tenemos, y a trabajar por lo que queremos en lugar de envidiar las posesiones de los demás. En la niñez era sólo por el juguete de tu vecino, pero se convirtió en una gran lección de vida.

Las cosas no caen del cielo

Si alguien nos enseñó que debemos luchar por nuestros sueños fue mamá. Todo lo que vale la pena requiere esfuerzo: la escuela, el trabajo y finalmente el éxito.

Gracias mamá porque nos has enseñado a sobrevivir, nos has llevado al éxito con éstas y otras lecciones financieras.

Porque has leído hasta aquí, ahora puedes descargar gratis nuestras guías financieras:

[wp_show_posts id=”29246″]
¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!

Noticias relacionadas

× Whatsapp Sucursal en Monterrey, Mx