19th Ave New York, NY 95822, USA
¡Llámanos! (81) 1097 0000

Cómo los malos hábitos alimenticios afectan la economía familiar

Cómo los malos hábitos alimenticios afectan la economía familiar

Closeup on money in piggy bank and purchases from local market on table

Los malos hábitos alimenticios no afectan sólo la salud de nuestro organismo, sino la de nuestra economía familiar.  

La alimentación representa uno de los gastos más importantes en el hogar, y es que no tiene sólo que ver con sobrevivencia, sino con la salud y por supuesto, con el presupuesto.

Ver Cinco razones por las que fallan los presupuestos

Así como debemos tomar decisiones financieras pensando en el futuro, nuestros hábitos alimenticios debemos tomarlos con la misma seriedad, pues de éstos dependerá que tengamos una vida laboral productiva y lleguemos al retiro sin complicaciones de salud. No sólo debemos cuidar lo que sale de nuestros bolsillos, sino lo que entra por nuestras bocas.

Por todo esto es importante orientar los gastos en comida al consumo de alimentos sanos que te permitan tener una dieta saludable y mantenerte en perfectas condiciones de salud, y así evitar destinar tus ingresos a cubrir gastos médicos por enfermedades como consecuencia de una mala alimentación que pueden generar un gran impacto en la economía familiar.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (INEGI), la población de escasos recursos destina el 50% de sus ingresos a la alimentación, y la mayoría de los productos consumidos dentro de este porcentaje son alimentos con un alto índice de calorías, carbohidratos y grasas. Sólo del 2 al 4 por ciento es invertido en alimentos de proteína vegetal, y alrededor del 4 por ciento en vitaminas y minerales.

Mientras que la comida saludable te hace sentir bien y evita gastos futuros, también puede ayudarte con el dinero hoy. La comida que consumimos en la calle, ya sea en restaurantes, fondas o sitios de comida rápida, contiene altos niveles de grasa, azúcar y carbohidratos, y además puede afectar significativamente la economía en el hogar.

Muchas veces nos vemos obligados a hacer estos gastos sin pensar mucho en nuestra salud ni cómo pueden afectar las finanzas en el hogar debido al ritmo de vida actual que llevamos. Los hábitos alimenticios de las familias mexicanas –y del mundo-han cambiado con la dinámica de las familias actuales donde mamá y papá trabajan y queda poco tiempo libre para dedicarse a la cocina o a las labores del hogar.

Aunque con el estilo de vida actual, los horarios de trabajo y el poco tiempo libre es casi imposible eliminar este gasto, sí es posible cuidar tu bolsillo y tu salud. Empieza por identificar la cantidad de dinero que estás gastando al mes en comida en la calle y cuánto te ahorrarías si llevaras comida preparada en casa. Ésta puede ser una alternativa económica y saludable.

Cambiando algunos hábitos y organizándote durante la semana podrás reducir la frecuencia de comidas en la calle e incrementar los alimentos preparados en casa. Esto le hará mucho bien a tu salud y a tus finanzas.

Ver 5 trucos para ahorrar comiendo afuera

Algunas recomendaciones para cambiar tus hábitos alimenticios y tu rutina de forma que puedas dejar de gastar en la calle son:

  • Destina un día del fin de semana para cocinar y distribuye la comida en porciones para toda la semana.
  • Para las meriendas, sustituye el consumo de frituras o dulces entre comidas por frutas y yogures naturales que lleves de casa a la oficina.
  • Cuando tengas que comer en el trabajo, busca las opciones más saludables y el mejor precio. No compres lo “primero” ni lo más rápido.
  • Si vives cerca de la oficina, trata de ir a almorzar a casa.
  • Cuando vayas al súper, lleva una lista de compras previamente planificadas en casa que incluyan pescados, proteínas vegetales, cereales, verduras, hortalizas y frutas. Apégate a la lista y no compres frituras o dulces por impulso.
  • Evita los productos industrializados y utiliza una dieta tradicional mexicana basada en frijoles, tomate, calabaza, chile y cualquiera de nuestras verduras.

Continúa leyendo 6 consejos para ahorrar dinero en la compra de alimentos

Una buena alimentación y una economía familiar saludable van de la mano. Lograr el equilibrio y tener una vida sana en estos aspectos solo es sólo cuestión de hábitos y planificación. Si dejas que el ritmo de vida actual te consuma, enfermedades, estrés y problemas de dinero serán parte de tu vida. Tómate las cosas con calma, prefiere las opciones saludables y planifícate junto a tu familia para que todo el mundo colabore.

DESCARGA GRATIS NUESTRAS GUÍAS DE AYUDA DE FINANZAS EN EL HOGAR:

[wp_show_posts id=”29246″]
¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!

Noticias relacionadas

× ¿Te gustaría más información por whatsapp?