19th Ave New York, NY 95822, USA
¡Llámanos! (81) 8375 6194

Cómo puede reducir costos una pequeña empresa

Cómo puede reducir costos una pequeña empresa

Cuando tienes una pequeña empresa es difícil pensar en reducir costos pues ya estás trabajando con un presupuesto mínimo, pero en realidad, es posible.

Primero debes cambiar en tu cabeza la temible idea de reducir costos por la idea de aplicar algunos consejos realistas que te permitan asegurarte de que no estás gastando más de lo que la empresa puede gastar. Si bien ya estás trabajando con poco presupuesto, los costos siempre pueden reducirse para administrar mejor el dinero.

ahorrar en negocio

A continuación algunos consejos que puedes aplicar en el día a día, si estás empezando un negocio o si ya lo tienes.

SERVICIOS Y RECURSOS

Ya sea que trabajas desde casa o en una oficina, los servicios públicos son un gasto clave porque pueden resultar muy altos. Sobre esto hay una serie de cambios sutiles que puedes hacer y que reducirán tus facturas.

No es necesario tener encendido el aire acondicionado durante todo el día. Planifica los horarios más calientes para encender el aire solo algunas veces al día y ajusta la temperatura para consumir menos electricidad. Como hablamos de pequeñas empresas, de seguro tu espacio para trabajar es pequeño también y el número de empleados es reducido, por lo que no será necesario enfriarlo hasta congelarse.

Educa a las personas que trabajan en la empresa a apagar las luces y los equipos al culminar la jornada de trabajo y desconectar cualquier cosa que no esté en uso. Dejar equipos encendidos por la noche generará costos en los servicios totalmente innecesarios y nada rentables para la empresa.

Ser consciente con el uso de los recursos como papel higiénico, paquetes de hojas, tinta para la impresora, bolígrafos, etcétera ayudará a reducir el consumo, y la compra de insumos para la oficina se verá afectada de forma positiva. Para esto es importante controlar el suministro a las personas que laboran en la empresa.

Generalmente cuando se trata de una pequeña empresa o negocio, por tratarse de pocas personas que la integran, olvidamos aplicar este tipo de control y gastamos muchos recursos sin darnos cuenta.

NEGOCIAR CON LOS PROVEEDORES

Si compras los recursos o insumos de la empresa mensual o regularmente a un proveedor, considérate capaz de regatear un mejor precio y evalúa las compras al mayor para ahorrar dinero.

En vez de comprar una paquetes de hojas todos los meses infórmate si puedes ahorrar dinero comprando en grandes cantidades a tu proveedor, o pide un descuento por pronto pago si pagas las facturas antes de tiempo. Recuerda que un buen vendedor querrá mantener a sus clientes, por lo que estará dispuesto a negociar y otorgar algunos descuentos o beneficios si la relación comercial es buena. Si no es así, comienza a buscar una mejor oferta.

La agrupación de oportunidades puede resultar otro beneficio para la empresa frente a los proveedores de productos o servicios. Por ejemplo, si el proveedor al que le compras el papel de baño tiene en su oferta de productos artículos de limpieza y bolsas de basura, trata de negociar un descuento si compras todos los productos con el mismo proveedor.

Igual con los servicios, si tienes un seguro empresarial, así como de vehículo y de salud, ve con el proveedor del seguro si es posible obtener un descuento por contratar todos los servicios con la misma compañía.

REDUCE GASTOS BUSCANDO ALTERNATIVAS

Pequeñas y medianas empresas no pueden darse ciertos lujos si quieren crecer y ser un negocio rentable. Sé honesto y evalúa los gastos de la oficina, ¿consumes el plan de internet que pagas o son muy pocas las personas y el consumo?, ¿utiliza tu personal las líneas telefónicas que pagas?, muchas veces los empleados usan más los teléfonos celulares, incluso cuando se trata de llamadas relacionadas al trabajo, que el teléfono de la oficina. En este caso debes revisar los gastos de teléfono fijo y gastos de celular de tus empleados o socios.

¿Estás perdiendo café que queda hecho en la cafetera y nadie lo toma?, ¿estás comprando bocadillos que no se consumen? Si compras café gourmet, considera buscar una alternativa más económica como el café regular. No se trata de eliminar todos estos costos de tu presupuesto, pero sí de tener la seguridad de que no se está perdiendo nada.

Te sorprendería la cantidad de formas de reducir los costos sin producir efectos negativos. Basta con revisar los detalles de lo que está pasando, lo que se está gastando, lo que se está consumiendo y dejar atrás todo lo que no está ayudando a hacer crecer tu pequeña empresa.

Consulta otros artículos de negocios para emprendedores haciendo clic aquí

[wp_show_posts id=”29246″]
¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!

Noticias relacionadas

× Whatsapp Sucursal en Monterrey, Mx