19th Ave New York, NY 95822, USA
¡Llámanos! (81) 1097 0000

Cómo saber cuándo invertir para hacer crecer tu negocio

Cómo saber cuándo invertir para hacer crecer tu negocio

Cuándo y en qué deberías invertir para hacer crecer tu negocio

¿Te has preguntado qué sería una buena inversión para tu negocio? ¿Cuándo es el momento apropiado y cuánto deberías gastar? ¿No estás seguro si adquirir ese software o contratar a esa persona será una buena decisión o no? Saber en qué gastar el dinero y cómo hacerlo es un tema que preocupa a todos los emprendedores. No quieres equivocarte, quieres acertar, recuperar la inversión y crecer. 

En cualquier negocio siempre da un poco de miedo equivocarse y perder el dinero que has invertido con tanto esfuerzo, por eso a veces resulta tan difícil tomar la decisión de invertir, especialmente si no tienes los conocimientos. Sin embargo, dejar de invertir puede estarte costando clientes, es decir, ¡puedes estar dejando de ganar mucho dinero! 

Como pequeño empresario llega un momento en el que ya no puedes crecer tú solo, ¿pero cómo saber cómo y cuándo es momento de invertir? Lo primero es saber que para hacer crecer tu negocio debes invertir en aquello que incentivará tu crecimiento, que ayudará a producir más, servir a más clientes y, finalmente, generar más ingresos. No tiene mucho sentido pedir préstamos solamente para mantener la liquidez de una empresa a menos que en tu pipeline o proyección de ventas esté muy claro que realmente vas a generar el dinero que estás pidiendo. En cambio, sí tiene sentido adquirir un préstamo, por ejemplo, para adquirir nueva maquinaria que te permitirá aumentar la producción. ¿Ves la diferencia?

No es recomendable comprar un software cuando realmente no lo necesitas, pero sí es útil adquirirlo cuando ves que la no adquisición de este producto está limitando tu crecimiento. La cuestión es considerar el costo que te está suponiendo, no adquirir el software, el personal o el equipo, sino cuál es el costo de oportunidad, es decir, qué te está costando no tenerlo. Piensa qué clientes estás perdiendo por no tener ese equipo que te refuerce, que automatice los procesos o que te permita entregar lo que tus clientes están necesitando.   

Supongamos que tu negocio es el diseño y tienes tres clientes -los mismos tres clientes de siempre- y te pasas el día diseñando para ejecutar el trabajo por el que te han contratado. Esta es una situación muy vulnerable porque si estos clientes deciden dejar de trabajar contigo, no has tenido tiempo de buscar otros clientes y perderás todas tus fuentes de ingreso. ¿No sería más inteligente invertir un poco en contratar a alguien media jornada para hacer los trabajos operativos, de diseño, para tú liberar un tiempo que podrías dedicar a prospectar y buscar clientes potenciales? Si no sabes implementar un plan de marketing lo más inteligente es invertir en conocimiento o contratar a un asesor para poder atraer más clientes y hacer crecer tu negocio. 

Aprendizaje: Todas las inversiones que hagas deben tener una correlación con los ingresos que puedes generar gracias a esa inversión. Invierte en formación, asesores, servicios, equipos, softwares, personal y/o recursos que sepas que al comprar o contratar podrán realmente hacer crecer tu negocio. 

Aprender a delegar

Si estás solo en tu negocio, todo esto puede ser un poco complicado al principio porque estás acostumbrado a hacerlo todo tú. Sin embargo, debes empezar a aprender a delegar porque el tiempo que liberes lo puedes dedicar a actividades y estrategias que hagan crecer tu negocio. ¿Aportas valor haciendo las tareas administrativas, o aportas más valor atendiendo a tus clientes y entregándoles un buen servicio? Analiza qué tareas estás realizando que podrías delegar a otros profesionales -no tienen por qué ser empleados- y cuáles tareas realmente deberías hacer porque te aportan directa o indirectamente clientes a tu empresa. Estudia si no contratar a esa persona, ese servicio, esa tecnología, te está costando clientes. 

Conclusiones

Dicho esto, este es tu plan de acción para empezar a invertir y hacer crecer tu negocio:

  1. Analiza qué tareas estás haciendo que podrías delegar para liberar tiempo, y qué tareas sí deberías estar haciendo que aportan rentabilidad a tu negocio. 
  2. Analiza si los softwares y equipos que usas cubren tus necesidades, y si están limitando tu capacidad de crecimiento.
  3. Estudia si la no contratación de personal, compra de equipos y adquisición de tecnología te está costando dinero y si pierdes oportunidades de negocio.
  4. Consigue un préstamo para adquirir los equipos, conocimientos o personal que te ayudarán a hacer crecer tu negocio. 

Encontrar la fuente de capital

Invertir no es un costo añadido, sino una táctica para ganar más dinero. ¡Invertir y reinvertir en tu negocio es sentar las bases de la empresa que quieres crear! Para comenzar a invertir debes evaluar tus opciones de capital, es decir, dónde vas a conseguir el dinero, qué tipo de préstamo necesitas y a dónde vas a acudir. Es importante conseguir el tipo correcto de financiamiento de acuerdo a tus necesidades; no es lo mismo comprar o alquilar una tienda más grande que adquirir un nuevo hosting con más capacidad para tu tienda online. Por eso es importante también que sepas cuánto dinero necesitas para hacer crecer tu negocio y cuánto dinero puedes pedir. 

Si no crees que puedas recuperar el dinero de la inversión y obtener ganancias, entonces probablemente la inversión no tenga sentido. Invierte solo cuando estés seguro que el retorno de tu inversión superará el costo inicial de la inversión. 

Los préstamos con garantía que ofrecemos en Respaldo Financiero son una excelente opción para aquellos emprendedores que quieren invertir en su negocio de la manera correcta y obtener el capital que necesitan rápidamente. Si quieres más información compártenos tus datos para obtener un asesoría financiera gratis con toda la información que necesitas. 

¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!

Noticias relacionadas

× ¿Te gustaría más información por whatsapp?