19th Ave New York, NY 95822, USA
¡Llámanos! (81) 8375 6194

Conoces los 7 hábitos mentales para ahorrar más   

Conoces los 7 hábitos mentales para ahorrar más   

Seguido hablamos acerca del poder que tiene la mente sobre nuestros hábitos, acciones, salud y bienestar en todos los aspectos posibles. Definitivamente, una mentalidad positiva puede mejorar tu vida, así como la negatividad podría convertir los problemas más pequeños en serias complicaciones.  

habitos mentales, ahorrar mas

Así mismo, existen hábitos mentales que pueden dictar el rumbo de nuestro estilo de vida día con día. Incluso nos pueden ser útiles para ahorrar nuestro dinero al máximo y sacar provecho del mismo.  

Conoce algunos de los hábitos que más favorecerán a tus finanzas a continuación:  

1. Valora tus horas de trabajo  

El tiempo que le dedicas a tu empleo es crucial para que tomes una decisión antes de llevar a cabo cualquier tipo de gasto. 

No sólo se trata de cuánto deseas algo, sino también del precio que tiene; y qué porcentaje representaría este número en relación con la cantidad de dinero que ganas en un periodo de una hora. 

Además del precio y el valor-hora, piensa en el esfuerzo físico y mental que debes invertir en cada jornada de trabajo. 

Una vez analizando estas cuestiones, reflexiona: ¿vale la pena gastar mi dinero en esto? 

2. Analiza a detalle la importancia de lo que quieres comprar 

A veces creemos que necesitamos algo, cuando en realidad podemos prescindir de ello completamente. Por ejemplo: creemos que necesitamos adquirir un automóvil para movernos de un lugar a otro, pero también podemos compartir el vehículo con vecinos, familiares y amigos; utilizar el transporte público o pedir un taxi de vez en cuando. 

Estas son alternativas mucho más económicas que nos evitarán un gasto considerable como lo es el de comprar un auto, y ese dinero podrá ir directo a un fondo de ahorro destinado a cosas de mayor relevancia. 

3. Piensa en los contras del consumismo 

Te recomendamos hacer una reflexión más moral acerca del consumismo. No tiene nada de malo que compres todo lo que desees, siempre y cuánto esto esté a tu alcance.  

Así mismo, cuando pienses adquirir algo, toma en cuenta todas las causas y consecuencias de esa compra: si genera basura o no, qué tan larga es la vida útil del artículo o servicio en cuestión, y si no cuentas ya con algo más que pueda reemplazar eso que piensas adquirir. Por ejemplo: te gustan unos zapatos negros, pero ya tienes dos pares. Por ende, esa compra es reemplazable por algo que ya es tuyo. 

4. Reflexiona a quién le estás comprando 

Si ya estás completamente seguro de que quieres comprar un artículo o contratar un servicio, entonces compara proveedores.  

Una de las ventajas de hacer esto, es que puedes encontrar precios más bajos en lugares diferentes y ahorrar un poco de dinero. 

Además, cuando comparas tienes la oportunidad de encontrar una empresa que te guste más; cuya misión, calidad o valores te resulten más convincentes. Es decir, tal vez prefieras comprar tu ropa en una empresa cuyos productos son hechos dentro de tu país, que en un gigante comercial con piso en el mercado internacional (cuando la calidad y los precios son similares). 

5. Siempre ten presente por qué debes ahorrar 

Si decides ahorrar es porque tienes un propósito. Tal vez sea algo concreto y pequeño, como una cámara fotográfica o un par de zapatos nuevos; o tal vez se trate de un gasto considerable que también es concreto, como un automóvil nuevo o un fondo de ahorro para tu retiro. 

Por otro lado, podrías estar ahorrando sin tener en mente un objetivo claro. Quizá sólo quieres juntar mucho dinero para decidir qué harás con él más adelante. 

Todas las razones son completamente válidas. Sólo ten presente cuáles son las tuyas, para que seas consciente de qué tan exigente tendrás que ser contigo mismo al momento de ahorrar.  

6. Siempre ten presente cuánto deseas ahorrar 

No sólo son las razones las que importan, sino la cantidad que deseas ahorrar. Este es un hábito importante, ya que puede ser el que siembre en ti una motivación más tangible para que te esfuerces en reducir tus gastos y llegar lo antes posible a tu meta de ahorro. 

Si siempre tienes en mente cuáles son tus motivaciones, será mucho más fácil trabajar para lograr tus metas, y el resultado será bastante satisfactorio. 

7. Conócete a ti mismo 

Esto es probablemente lo más importante, porque no podrás formar los hábitos anteriores si no eres primero consciente de tus necesidades y tus posibilidades; así como de tus destrezas, fortalezas y debilidades.  

Para saber bien qué es lo que quieres y cómo piensas conseguirlo, lo primordial es que te conozcas a ti mismo ampliamente. 

Estos hábitos no sólo pueden resultar muy efectivos, sino que son bastante fáciles de desarrollar y fomentar en uno mismo. Todo es cuestión de tener muy presentes tus metas, para que no desistas en tus esfuerzos por concretarlas.  

Continúa leyendo  Como reducir gastos para ahorrar más

[wp_show_posts id=”29246″]
¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!

Noticias relacionadas

× Whatsapp Sucursal en Monterrey, Mx