19th Ave New York, NY 95822, USA
¡Llámanos! (81) 1097 0000

Descubre las claves para la buena administración del negocio familiar

Descubre las claves para la buena administración del negocio familiar

 

“Mi empresa la fundó mi abuelo, luego mi padre se hizo cargo y ahora yo estoy al frente. Se ha mantenido por generaciones y toda la familia trabaja en ella”. Esta puede ser tu historia o quizá la de alguien que conozcas. Lo cierto es que para que conozcamos que un negocio familiar es un caso de éxitos, la clave recae sobre la buena administración, ya que la naturaleza de la empresa hace que la dinámica financiera sea distinta.

Crear una empresa es en sí un reto, pero levantar y mantener una empresa familiar requiere de un doble esfuerzo, ya que hacer negocios con la familia demanda de una mejor planeación para evitar inmiscuir los sentimientos y los lazos afectivos que pueden detener el progreso del negocio.

Una empresa familiar que quiera  asegurar su pervivencia a través del tiempo necesita dotarse de un sistema de gobierno corporativo que atienda simultáneamente a la buena marcha del negocio y a la armonía familiar, en este contexto debe establecer sus preceptos.

 

Puntos claves

La clave para lograr el balance adecuado entre las finanzas y los negocios familiares es la institucionalización. En donde se logren diferenciar qué es la familia y qué es el negocio. Sin embargo, existen algunas pautas que se pueden implementar, que además sirvan como punto de apoyo para alcanzar el éxito en la gestión financiera de la familia y el negocio.

Es por ello que algunos de los principales retos que una empresa familiar debe enfrentar, son:

-Separar los asuntos de negocio y familia. Sin esta concepción estaremos en una permanente confusión y conflicto de intereses que dificultan mucho el sueño de la continuidad de la empresa familiar.

-Establecer límites claros. Es fácil ceder a la tentación de “tomarle prestado del negocio” para algo en la familia. Es importante considerar que el negocio representa beneficios para la familia, por lo tanto, tomar medidas como esta impiden el crecimiento, porque lesionan la gestión financiera del negocio.

-Definir bien los roles. Si están empezando un negocio, lo más importante es definir bien los roles. Por ejemplo: en la familia existe un padre que es la cabeza de la familia, no por eso él debe ser la cabeza de la empresa. Siempre hay que buscar el mejor rol que cada uno pueda desempeñar.

-Estructuración de los gastos operativos. El principio de la diferenciación se inicia cuando se tiene claro qué hay que satisfacer, tanto para la familia como para el negocio. De manera que se puedan encausar los recursos de forma más eficiente y productiva.

-Llevar registros contables. Para que haya una gestión financiera saludable es vital que se lleven registros contables. Esto le dará un panorama más preciso de cómo se está comportando la empresa, y por ende, si está satisfaciendo los requerimientos familiares.

-Disciplina. No basta con saber con qué funciona la familia y el negocio desde la perspectiva financiera, sino tener la disciplina necesaria para mantener el mismo curso de acción.

Las empresas familiares son negocios personales y representan un reto mayor de gestión. Aunque una buena planeación, un liderazgo bien encaminado y el trabajo en equipo, son la respuesta para lograr sobrevivir.

En Respaldo Financiero te ofrecemos la posibilidad de obtener recursos para invertir en tu negocio familiar, a través de nuestros préstamos con garantía. Si quieres más información, ¡contáctanos y te asesoraremos!

[wp_show_posts id=”29246″]
¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!

Noticias relacionadas

× ¿Cómo puedo ayudarte?