19th Ave New York, NY 95822, USA
¡Llámanos! (81) 8375 6194

Un emprendedor entusiasta vs. un emprendedor infeliz 

Un emprendedor entusiasta vs. un emprendedor infeliz 

Una de las mejores virtudes que puede gozar una persona, es la de ser feliz. Seas quien seas y hagas lo que hagas, todos buscamos encontrar aquello que nos llene de alegría todos los días de nuestras vidas. Ya sea una persona, un lugar, o una pasión.

emprendimiento,emprendedor,entusiasta,feliz,motivación,infeliz,proyecto,metas,sueños,objetivos,

Cuando hablamos de emprender, lo primero que nos puede venir a la mente es la palabra “riesgo”. Definitivamente, un emprendedor tiene que luchar contra la corriente para lograr aquellas cosas que pocos se han atrevido a hacer. Por ello, el proceso de emprender puede ser verdaderamente pesado, tedioso y agotador.

Sin embargo, una emprendedor que lo hace con entusiasmo siempre encontrará alegría y aspectos positivos, incluso en la etapa más pesada del trabajo.

¿Cuál es la diferencia entre un emprendedor entusiasta, y uno que no lo es? Te lo contamos a continuación.

El emprendedor entusiasta busca nuevos caminos, el infeliz sigue el mismo de siempre 

Un emprendedor que tiene la motivación y determinación real para cumplir sus metas siempre busca alternativas nuevas, originales y diferentes para desempeñar sus tareas. Su motivación por hacer bien las cosas lo impulsa a innovar y explorar en otros campos, para dar el mejor resultado y alcanzar el éxito. En pocas palabras, un emprendedor entusiasta siempre persigue la excelencia.

En cambio, un emprendedor que no está realmente motivado a alcanzar sus objetivos, no se molestará en buscar nuevas formas para sobresalir. Se conformará con el mínimo esfuerzo.

El emprendedor entusiasta ve los obstáculos como oportunidades, el infeliz se resigna 

En cada proceso de emprendimiento ocurren diversos imprevistos que se presentan en forma de obstáculos ante alguien que ya tenía un plan para hacer las cosas de determinada manera. Dichos imprevistos obligan a la persona a buscar una manera diferente de terminar la tarea.

Ante ello, un emprendedor entusiasta aprovechará los obstáculos a su favor, viéndolos como oportunidades para pensar fuera de la caja, esforzarse más, aprender y crecer en el intento de superarlos.

Por el contrario, un emprendedor infeliz se resignará al toparse con un obstáculo, buscando la manera de evitarlo o deshacerse de él, cueste lo que cueste.

El emprendedor entusiasta se emociona con su proyecto, el infeliz se siente obligado 

Ya sea por orgullo, por miedo al fracaso, por probar un punto, o porque siente que no le queda ninguna otra alternativa; un emprendedor infeliz no hará las cosas por convicción, sino porque se siente obligado a hacerlas, por ‘x’ o ‘y’ razón.

Sin embargo, a un emprendedor entusiasta se le iluminará la mirada y le cambiarán su postura y el tono de su voz cuando habla acerca de aquello por lo que está trabajando tan arduamente. Ese brillo, es la motivación y la fuerza de voluntad interna que carga alguien determinado a alcanzar sus metas.

El emprendedor entusiasta trabaja más duro cuando la prueba es más difícil, el infeliz se rinde 

Un emprendedor que en verdad tiene ganas de hacer las cosas, dará todo de si, esforzándose al máximo y trabajando más duro para conseguir sus objetivos a toda costa.

Un emprendedor infeliz se rendirá, pues creerá que tanto esfuerzo, cansancio y dedicación para lograr sus objetivos no valen la pena.

Nosotros concluimos, finalmente, que un emprendedor infeliz no es realmente un emprendedor; sino una persona obstinada a conseguir algo que no la convence del todo. Y esa persona puede pasar toda su vida persiguiendo algo que no la hace feliz.

Por esta razón, si tú quieres emprender un proyecto, procura que sea algo que te motive y te llene de entusiasmo; porque todo emprendimiento implicará muchos sacrificios y esfuerzos constantes para poder hacerlo realidad.

[wp_show_posts id=”29246″]
¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!

Noticias relacionadas

× Whatsapp Sucursal en Monterrey, Mx