19th Ave New York, NY 95822, USA
¡Llámanos! (81) 1097 0000

Si estás pensando vivir un año sabático… ¡planifica tus finanzas!

Si estás pensando vivir un año sabático… ¡planifica tus finanzas!

 

Seguramente has pensado en dedicar tiempo de tu vida para aprender idiomas en otro país, realizar estudios internacionales o participar en actividades de voluntariado; pero no tienes tiempo disponible. En este caso puedes recurrir al denominado año sabático, que puede durar de unas pocas semanas a un año. Sin embargo, son caros, por lo que es importante planificarlos con antelación y ahorrar de antemano tanto como sea posible.

Disfrutar de un año sabático es una buena decisión financiera, siempre y cuando lo hayas planificado correctamente. Cuando regreses de esta aventura te darás cuenta de las nuevas habilidades que habrás desarrollado, reconociendo que actualmente las mejores posibilidades se dan para aquellos más cultos.

Si eres empleado, debes comenzar por comunicarle a tu empleador tu deseo de tomarte un año sabático. Intenta ser claro y pregúntale qué posibilidades existen de mantener su puesto una vez que regreses, y si hay lugar a nuevas posibilidades.

 

Investiga, planifica y organiza

Un año sabático requiere una correcta planeación financiera. Por ello, debes comenzar con un año de anticipación las actividades que pretendes realizar para estructurar el presupuesto que necesitarás. Para lo cual, debes tomar algunas acciones desde el momento que decidas hacerlo:

1. Debes conocer el costo de vida en el país a visitar para definir el monto a ahorrar. Con el presupuesto ya definido, creas un fondo exclusivo para depositar el dinero mensual que vas a ahorrar.

2. Calcula tus ingresos fijos y destina entre 15% a 20% a este fondo que creaste para el viaje.

3. Empieza a reducir lo que más puedas tus gastos variables, como transporte, diversión y ropa; así como los gastos hormiga, como el café, cigarrillos, taxis y propinas; entre otros, y destinar ese dinero a tu fondo.

4. Busca ingresos extras. Pide a tu jefe que te asigne más horas de trabajo. Durante los fines de semana, realiza otras actividades que te den dinero, como por ejemplo, pasea perros de tus vecinos, comercia productos por internet u organiza un bazar para vender cosas que ya no uses. Cuanto más obtengas, más dinero podrás guardar.

5. Investiga y aplica, a través de internet o telefónicamente, la posibilidad de buscar alternativas que te permitan obtener algún beneficio como hospedaje o alimentación en tu destino.

6. Cuando tengas el dinero ahorrado, distribuye los gastos que has previsto según categorías, usando la estrategia de sobres, que consiste en tener un sobre de papel para cada una de las necesidades que tendrás, como: alimentación, 25%; desplazamiento y transporte, 25%; hospedaje, 40%; e imprevistos, 10%.

 

Recuerda que la moderación es la clave para ahorrar y lograr tus metas. Si te centras y controlas tus finanzas, estarás listo para embarcarte en ese viaje inolvidable que servirá para tu crecimiento personal y profesional.

Si quieres capital para invertir y obtener ganancias que te permitan cumplir tus sueños, en Respaldo Financiero te ofrecemos nuestros préstamos con garantía. ¡Contáctanos y te asesoraremos!

[wp_show_posts id=”29246″]
¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!

Noticias relacionadas

× ¿Te gustaría más información por whatsapp?