19th Ave New York, NY 95822, USA
¡Llámanos! (81) 8375 6194

Las excusas más usadas para no emprender un negocio

Las excusas más usadas para no emprender un negocio

A muchas personas les da miedo dejar sus empleos para perseguir sus sueños y emprender un negocio propio. Aquí te presentamos una lista de los pretextos que más usan las personas para no terminar de dar el paso y excusarse con ellos mismos y con el mundo.

dejar de emprender

Existen muchos emprendedores potenciales que tienen todas las habilidades y la capacidad para iniciar su propio negocio y trabajar por su cuenta, sin embargo no dejan de buscar excusas para evitarlo.

Ya sea por miedo, inseguridad o comodidad, estas personas se aferran a sus empleos para no salir de su zona de confort en la que consiguen una vida estable y que temen perder por perseguir sus sueños; prefieren no tomar riesgos y quedarse donde están.

A continuación las excusas más usadas para no emprender un negocio.

1- Soy muy joven/mayor

Nunca seremos muy viejos o muy jóvenes para seguir nuestros sueños. Es común pensar de jóvenes que todavía nos queda tiempo, que no es el momento, pero cuando llegamos a cierta edad van llegando las responsabilidades, las cargas familiares,  y es entonces cuando comenzamos a ver que ya es muy tarde.

Si eres muy joven tienes grandes oportunidades, quizás vives con tus padres y no tienes que pagar una vivienda, tienes más tiempo y no tienes familia por la que velar. En este momento es cuando puedes dedicar más tiempo, tienes más energía, creatividad e ideas para emprender un negocio.

Cuando eres mayor, tienes una mejor visión de la vida y de los negocios,  tienes experiencia que has adquirido con los años, tanto en lo personal como en lo profesional, y es probable que tengas más dinero para invertir.

Todo tienes sus ventajas y desventajas, queda de ti saber en qué etapa estás, tomar las decisiones y ejecutar las acciones que te lleven a emprender con éxito.

2- No tengo dinero

La mayoría de los emprendedores exitosos han comenzado con poco o nada, así que esto no puede ser una excusa. Muchas de las grandes compañías que conocemos en la actualidad nacieron en un garaje, solo con una idea y ganas, muchas ganas.

Recuerda que no estamos hablando de invertir, sino de emprender un negocio, que no es lo mismo. Solo tienes que encontrar algo que puedas hacer y por lo que los demás estén dispuestos a pagar.

Ver Realidades financieras para empezar un negocio

3- No tengo tiempo

El problema con el tiempo no es que no lo tengas, es que no lo administras como deberías. Cuando estás dispuesto a hacer ciertos sacrificios por un proyecto, cuando aprendes a establecer prioridades y a administrar el tiempo adecuadamente, el tiempo aparece.

Quien no tiene tiempo para emprender es porque no quiere hacerlo. Si tú realmente quieres emprender, reduce o elimina todo lo que no sea importante.  Sé más productivo y administra eficazmente las horas, por último, lleva una agenda –y cúmplela-.

4- Tengo familia

Cuando tienes una familia a tu cargo es natural tener miedo de dejar ese sueldo fijo, pero no es una excusa para no hacerlo. Tener familia puede ser la mejor motivación para emprender un negocio, así podrás pasar más tiempo de calidad con ellos, así como darles seguridad y estabilidad en un futuro. Cuando construyes algo propio no corres con el riesgo de perder tu empleo, lo que sí sería una situación grave para ellos.

Otras excusas que quizás tú mismo has dicho:

  • No estoy preparado.
  • No tengo ninguna idea.
  • No tengo contactos.
  • La economía está mal.
  • Horita no puedo.

¿Y si fracaso?

Fracasar puede ser algo positivo siempre y cuando no pierdas demasiado dinero y aprendas de ello. El fracaso es parte del éxito, forma parte del proceso de la innovación en el emprendimiento.

Al principio un negocio debe concebirse como un experimento que hará que crezca y mejore mediante pruebas, aciertos y errores. Si tu fracaso es definitivo, al menos lo habrás intentado y aprenderás más sobre el negocio y sobre ti mismo de lo que nunca aprenderías si no hubieras tomado el riesgo.

Lo más importante de tomar la decisión de emprender e iniciar tu propio negocio es confiar en ti. Esta es una decisión que tampoco debes tomar a la ligera, debes ser responsable y disciplinado para que logres los resultados con éxito. Descarga gratis la GUÍA BÁSICA PARA INICIAR TU NEGOCIO. Una vez que la leas podrás saber cómo emprender un negocio y así tomar una decisión, recuerda que en Respaldo Financiero podemos ayudarte.

[wp_show_posts id=”29246″]
¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!

Noticias relacionadas

× Whatsapp Sucursal en Monterrey, Mx