19th Ave New York, NY 95822, USA
¡Llámanos! (81) 1097 0000

Los 7 pecados capitales de las finanzas personales

Los 7 pecados capitales de las finanzas personales

shutterstock_276522386

Cómo los pecados capitales como la ira, la codicia y la envidia pueden condenar tus finanzas personales.

Los 7 pecados capitales son una clasificación de los vicios que no sólo van en contra de la moral, sino que dan origen a muchos otros pecados. Llevando este concepto a las finanzas personales, sin duda incurrimos a diario en vicios financieros que nos llevan a cometer muchos otros errores, atentan en contra de nosotros mismos y de las personas que nos rodean, como la familia.

El sitio de finanzas Money Coaches Canadá reveló algunos de los pecados capitales recurrentes en los hábitos financieros de las personas. En este artículo podrás descubrir tú también cómo los pecados como la ira, codicia y la envidia pueden condenar tus finanzas domésticas.

Codicia: Cuanto más tienes, más quieres

Las compras por impulso generan gastos excesivos que perjudican nuestras finanzas significativamente. No dejes que la codicia destruya tu economía y aprende a vivir dentro de tus medios. Contrólate ante los impulsos de compra y piensa detenidamente si realmente necesitas algo antes de comprarlo.

Envidia: Desear los bienes ajenos

Cuando nos dejamos llevar por las apariencias, por lo que los demás digan o piensan de nosotros, solemos cometer un gran pecado financiero. Empezamos a envidiar lo que nuestros vecinos o amigos tienen poniendo en riesgo nuestras finanzas con tal de obtener el objeto del deseo.

Solo porque alguien más tiene un coche de lujo o ropa de marca, no significa que tú puedes –o debes- tenerlo. ¡No desearás los bienes ajenos!

Soberbia: Creerse superior

Creer que te las sabes todas, que eres mejor que los demás y el rechazo a aprender de los errores sólo te lleva a cometer más errores financieros. Revisa tu presupuesto, mejora tu educación financiera, anticípate a las emergencias y corrige las malas prácticas económicas.

Lujuria: el deseo por las compras

Se entiende como el consumo desenfrenado por no saber diferenciar los deseos de las necesidades. Comprar por comprar sólo te lleva a la deuda, así que controla tus impulsos y no caigas en la tentación.

Cuando caemos los vicios financieros de la lujuria, las emociones son un factor determinante. Nos enredamos en nuestras emociones negándonos a hacer los cálculos en nuestras propias vidas y medir las consecuencias.

Ver ¿Eres adicto a las compras?

Ira: El que se enoja pierde

Como mencionamos en el párrafo anterior, las emociones son clave cuando se trata de las finanzas personales. Cuando las cosas no nos salen como esperábamos o alguna situación se sale de control, nos frustramos. Pero cuidado, recuerda que tomar decisiones en momentos de desesperación o rabia no te llevará por el buen camino.

Lo mejor en este caso es la prevención. Las emergencias médicas, reparaciones del auto o del hogar pueden presentarse de forma inesperada, y si no estás preparado perderás el control. Vale la pena construir ahorros para cubrir las contingencias en vez de recurrir a deudas desesperadas.

Continúa leyendo Cómo aplicar la inteligencia emocional en las finanzas personales

Pereza: Gastar más por flojera

Comer en la calle por no cocinar, no llevar un control de gastos porque quita “demasiado tiempo”, no tener una cuenta de ahorro por desconocimiento, no tener idea de tus deudas, pagar por servicios que no utilizas y comprar lo primero que ves son ejemplos claros de pereza financiera. Lo grave de estos malos hábitos financieros es que te hacen gastar un montón de dinero innecesariamente. Ver Malos hábitos financieros que te impiden ganar más dinero

Deja la flojera, dedica minutos de tu tiempo en hacer un buen presupuesto y registrar tus gastos. (Descarga gratis la guía Cómo hacer un buen presupuesto familiar). Revisa con frecuencia tus estados de cuenta, solicita información sobre productos financieros y compara precios cuando tengas que hacer las compras.

Gula: Consumo excesivo y vicios

Este pecado financiero tiene mucho que ver con los gastos excesivos y compras desmedidas, con los malos hábitos y vicios como la bebida, el juego y el cigarro que nos pueden llevar a la quiebra. Si tienes claro tu presupuesto podrás establecer límites para no incurrir en gastos que no puedes (ni debes) permitirte.

Unas finanzas personales saludables son consecuencia del buen actuar de las personas. Evita vivir en pecado y comienza a ser mejor con el dinero ahora; esto puede determinar tu futuro.

¿Problemas económicos? Recibe asesoría gratis aquí.

En Respaldo Financiero tu tranquilidad es nuestra prioridad. Por eso queremos brindarte asesoría y los mejores consejos financieros para construir un futuro seguro para ti y los tuyos. ¡Conecta con nosotros en Facebook!

También te puede interesar: Estas formas de pensar están arruinando tus finanzas

[wp_show_posts id=”29246″]
¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!

Noticias relacionadas

× ¿Te gustaría más información por whatsapp?