19th Ave New York, NY 95822, USA
¡Llámanos! (81) 1097 0000

Los 7 pecados capitales del emprendimiento

Los 7 pecados capitales del emprendimiento

Emprendimiento

En el camino al emprendimiento, las tentaciones están a flor de piel.

Según cifras del Instituto Nacional  de Estadística y Geografía (INEGI), el 90% de las empresas que emprenden quiebran en sus primeros 10 años de vida, mientras que sólo el 25% sobrevive a los dos años de empezar sus operaciones.

El éxito o fracaso de los emprendedores depende de muchos factores, y aunque no todos tienen la misma probabilidad de lograr el éxito pues cada persona tiene visiones y capacidades diferentes, los pecados capitales pueden costar muy caro en los negocios.

A continuación les contamos cuáles son los 7 pecados capitales que pueden llegar a cometer algunas personas en su camino al emprendimiento, y qué deben hacer para ser absueltos del pecado para lograr el éxito.

Soberbia

La falta de humildad es una característica frecuente en los emprendedores, independientemente de su edad. Creer que lo saben todo y que no necesitan asesoría o ayuda puede llevarlos rápidamente al fracaso. Incluso cuando no les va bien, hay personas que no se dejan asesorar porque piensan que nadie puede decirles cómo manejar su negocio.

Todo emprendedor debe estar consciente de que no lo sabe todo; debe estar dispuesto y abierto a aprender cosas nuevas, a escuchar ideas y recibir ayuda, ya sea mediante la formación o conocer la experiencia y visión de empresarios que han alcanzado el éxito.

Avaricia

En los negocios y emprendimiento hay que ser agradecidos y generosos. Muchos tienen coches de lujo, hacen viajes caros y se concentran demasiado en lo que hace su competencia, perdiendo de vista lo que es verdaderamente importante y se olvidan de cuidar el árbol que les ha dado frutos. Recuerda que la riqueza no siempre se traduce en dinero.

Ira

El estrés y la presión porque las cosas salgan bien pueden ser muy frustrantes, pero perder el control puede afectar el desempeño de tu trabajo así como tu vida personal.

No pierdas la perspectiva y recuerda que los fracasos ayudan a construir el éxito. Aprende de los errores y trabaja en las soluciones sin perder de vista el objetivo.

Envidia

Cuando tienes competencia es porque estás en el camino correcto. La sana competencia es parte de los negocios y es buena para sobresalir y fortalecer tu empresa, pero siempre debes reconocer el trabajo de los demás sin envidiar. ¡Todos tenemos derecho a tener éxito!

Lujuria

Para un emprendedor, la pasión en los negocios es fundamental, pero no podemos sacrificar la salud, la familia y aquello que es verdaderamente importante.

Desear el fruto prohibido solo te hace dejar de lado aquellos que ya has cosechado con tanto sacrifico. Aprende a valorar lo que tienes y todos tus logros, por muy pequeños que parezcan.

Gula

Los expertos relacionan la gula con la apuesta a un solo negocio. Aunque en el mundo del emprendimiento siempre hay riesgos, enfocar todos los esfuerzos y recursos en una sola idea en vez de diversificar y buscar un equilibrio es un grave error.

No dependas de una sola cosa, pon tus activos en varios tipos de negocios que te permitan obtener resultados aunque alguno no funcione.

Pereza

El peor de los pecados en los negocios. El dinero no cae del cielo, ni las oportunidades ni el éxito llegan por sí solos. Para conseguir emprendimientos exitosos necesitas ser persistente, más que tener talento.

Levántate a trabajar por lo que quieres, porque no llegará solo. Si eres lo suficientemente perseverante, disciplinado y trabajador, construirás un buen negocio, pero necesitas dedicarle tiempo y esfuerzo. ¡No hay tiempo para la pereza!

Si quieres emprender tu propio negocio, descarga gratis la Guía Básica Para Iniciar Tu Negocio

[wp_show_posts id=”29246″]
¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!

Noticias relacionadas

× ¿Te gustaría más información por whatsapp?