19th Ave New York, NY 95822, USA
¡Llámanos! (81) 1097 0000

Piensa en tus objetivos financieros y trabaja en ellos… ¡Organízate y cúmplelos!

Piensa en tus objetivos financieros y trabaja en ellos… ¡Organízate y cúmplelos!

 

El dinero es como una persona en tu vida. Mantienes una relación con él. ¿Lo habías pensado antes? A veces lo odias y otras veces lo amas. Por momentos parece una relación perfecta y luego un verdadero tormento. Lo cierto es que según sea la percepción que tú tengas del dinero, así será tu futuro financiero. Uno de los principales problemas con el manejo del dinero es no tener objetivos financieros.

Cuando no te planteas metas recorres un camino sin propósito, por lo tanto, estás haciendo actividades que al final no representan resultados significativos. Por tal motivo, queremos hablarte sobre la importancia de los objetivos financieros, de manera que te sirvan para tener un mejor desempeño en tu economía personal.

 

¿De qué se trata?

Los objetivos financieros son las metas que te planteas a la hora de iniciar tu planificación de vida, es lo que deseas alcanzar, como comprar una casa o un automóvil, la colegiatura de la universidad de los hijos o simplemente tener las vacaciones que siempre has soñado. Cada uno de ellos marca la pauta a seguir a la hora de tomar decisiones relacionadas con el dinero y tu futuro.

En la medida en que existan los objetivos financieros, habrá propósito y al mismo tiempo, una mayor posibilidad para desarrollar la forma en la que conseguirás lo que planificaste.

Los objetivos financieros tienen que ver con aquellas cosas que quieres para tu satisfacción y que están relacionadas a tu crecimiento personal.

 

¿Cómo deben ser?

Para lograr que los objetivos financieros sean exitosos deben constar de tres elementos básicos, deben ser claros, medibles y alcanzables. Estas tres características muestran la manera idónea en que los objetivos financieros deben ser formulados, mientras te respondes dos preguntas básicas: ¿qué quieres? y ¿qué necesitas para tenerlo?

Probablemente, no será posible lograr todos tus objetivos a la vez. Por ello, identifica en primer lugar los más importantes o los más urgentes. Si son muy generales sirven como directrices globales, pero puede ser necesario dividirlos en varios objetivos concretos para poder poner en marcha, sin demora,  la recuperación de tu salud financiera.

A continuación, te presento un ejemplo de cómo pueden ser los objetivos generales y los concretos:

 

 

Si ahora te parece imposible ahorrar las cantidades necesarias, no te preocupes. Hasta los viajes más largos empiezan con un pequeño paso. En este punto es fundamental tener claro que el presupuesto es la clave para cumplir tus objetivos. La planificación y el cumplimiento de tus estimaciones, serán las claves para cubrir todos tus objetivos.

Crea en tu presupuesto una categoría con el nombre del objetivo que quieres alcanzar. Fija la cantidad que debes ahorrar mensualmente para logarlo y realiza este aporte sin excusas. Si logras producir más ingresos o salir de deudas, utiliza ese dinero que te quedará disponible para aumentar el monto que destinas a tus objetivos.

Analiza tus finanzas actuales, organízate haz tu presupuesto y no esperes para dar los primeros pasos, piensa que hasta la cantidad más pequeña contribuirá al logro de tus objetivos, sobre todo si cuentas con tiempo.

Si estás buscando el dinero para lograr rápidamente algunos de tus objetivos financieros, en Respaldo Financiero te podemos apoyar con nuestros préstamos con garantía hipotecaria y automotriz. Nuestro trámite es sencillo, rápido y seguro. ¡Contáctanos y con gusto  te asesoraremos!

[wp_show_posts id=”29246″]
¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!

Noticias relacionadas

× ¿Te gustaría más información por whatsapp?