19th Ave New York, NY 95822, USA
¡Llámanos! (81) 1097 0000

Puedes reducir el consumo energético ¡sin dejar de usar la calefacción!

Puedes reducir el consumo energético ¡sin dejar de usar la calefacción!

 

Con la llegada de la época más fría del año, deseas llegar rápidamente a tu casa para disfrutar de un ambiente cómodamente cálido, gracias al uso de la calefacción. Sin embargo, con los elevados precios de la energía, las familias necesitan reducir el consumo energético para poder ahorrar, tanto en el consumo de electricidad como en el de gas.

Algunos métodos para calentar nuestras viviendas son más eficaces que otros, pero más allá del aparato que usemos, con los siguientes trucos puedes conseguir gastar menos:

 

1. Mantén una temperatura de confort

Las subidas fuertes de temperatura provocan un gasto extra. Si mantienes la calefacción entre 19 y 21°C, será suficiente para calentar un hogar. Si usas un termostato te resultará más sencillo mantener una temperatura óptima durante todo el día, lo que te permitirá ahorrar entre un 8 y un 13% en tu consumo. Sólo un aumento de 1°C, eleva un 7% el gasto de energía.

 

2. Aprovecha la luz del día

Baja las persianas cuando ya sea de noche y corre las cortinas, así evitarás que se pierda el calor acumulado durante el día. Además, la idea es conseguir un sellado máximo de la vivienda para que no entre frío. Durante el día, abre las ventanas para dejar entrar los rayos de sol, con ellos entrará calidez y te ayudará a aumentar la temperatura interna.

 

3. Revisa el aislamiento

Según explican los expertos, entre el 25 y el 30% de las necesidades de calefacción de un hogar se deben a pérdidas de calor que se originan en las ventanas y las puertas. Por ello, es necesario que compruebes que la vivienda cuenta con sistemas de aislamiento adecuados que no permitan que el frío entre.

 

4. Regula la calefacción con tus horarios

Si pasas mucho tiempo fuera de casa, no dejes encendida la calefacción durante el día, mejor prográmala para que encienda una hora antes de llegar. Además, no calientes habitaciones que no están en uso y vístete con ropa que te abrigue. Recuerda no dejar encendida la calefacción durante toda la noche.

 

5. Hazle mantenimiento al sistema

Además de la revisión hay sistemas de calefacción que necesitan cierto mantenimiento. Suelen ser pequeñas tareas sencillas que, en algunos casos, van desde purgar los radiadores una vez al año hasta la limpieza de conductos de ventilación. Conocer bien el sistema que utiliza tu vivienda es clave para hacer un mantenimiento adecuado.

 

El comportamiento que tenemos a diario, a lo largo de muchos días, puede contribuir a mejorar la eficiencia energética de la vivienda, pero también a empeorarla. La idea es fomentar los buenos hábitos para reducir los montos en la factura.

Si estás pensando en instalar un sistema de calefacción o cambiar el que usas actualmente, pero no tienes dinero, en Respaldo Financiero te ofrecemos nuestros préstamos con garantía. ¿Te interesa? ¡Contáctanos!

[wp_show_posts id=”29246″]
¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!

Noticias relacionadas

× ¿Te gustaría más información por whatsapp?