19th Ave New York, NY 95822, USA
¡Llámanos! (81) 1097 0000

Verdades sobre la vida frugal para madres (y padres) que se quedan en casa

Verdades sobre la vida frugal para madres (y padres) que se quedan en casa

vida frugal

Los padres suelen ser los reyes de la frugalidad. Ellos saben cómo estirar cada centavo y cómo hacer que el dinero alcance para pagar todas las facturas. Estas son algunas ideas sobre la vida frugal que los padres que se quedan en casa deben mantener en sus mentes para recordar el valor de lo que hacen.

El dinero no lo es todo

Cuando todo lo que haces es cambiar pañales y tratar de mantener a tus hijos a salvo, a veces es fácil olvidar por qué decidiste quedarte en casa. También es fácil preguntarte acerca de tus opciones cuando sientes que siempre estás tratando de recortar o escatimar financieramente hasta que el próximo cheque de pago llegue.

Sin embargo estás dando a tus hijos tu tiempo y tu presencia, y eso significa más que cualquier cosa que el dinero puede comprar. Estás construyendo relaciones que durarán toda la vida, estableciendo vínculos fuertes y significativos. Lo más probable es que hayas elegido quedarte en casa a cuidar a los hijos porque tú mismo sabes el valor de estas cosas más que el dinero. Así que vive lo que crees y recuerda que el dinero no lo es todo.

Esto no quiere decir que ser un padre o madre que se queda en casa es mejor o peor que ser uno que trabaja, pero la mayoría de los padres que optan por quedarse en casa lo hacen por una razón, y puede ser útil recordar esa razón cuando surgen cuestiones financieras.

Ver Educación financiera para padres solteros

Está bien elegir una vida frugal

Muchos de los padres que se quedan en casa sienten algo de culpa acerca de sus decisiones frugales de vivir con lo justo, gastar sólo lo necesario y ahorrar en la medida de lo posible. Tal vez no pueden alimentar a sus niños con todos los productos orgánicos, o no pueden permitirse la clase de arte que su hijo quiere. Sea lo que sea, puede ser fácil preguntarse si es mejor volver a trabajar con el fin de hacer más dinero para que estas cosas sucedan.

Sin embargo, la elección de una vida frugal está bien, sobre todo cuando está en línea con tus valores. Si crees que el desarrollo de lazos estrechos dentro de tu familia es más importante que los niños pasen todo el día en deportes o clases particulares de teatro, céntrate en lo que consideras importante y no te preocupes por los deportes.

Ver Lecciones financieras que les estás enseñando a tus hijos

Nadie puede darle todo a sus hijos

La mayoría de nosotros queremos que nuestros hijos sean felices, que puedan conseguir un buen trabajo, tener buenos amigos y lograr el éxito, sin embargo, el dinero no puede comprar nada de eso.

Cuando decides quedarte en casa con tus hijos a pesar de la tensión financiera y las dificultades, es fácil sentir que no puedes darles todo a tus hijos, que si trabajas pudieras darles más. Pero la verdad es que les estás enseñando muchas cosas que el dinero no puede comprar. De todos modos, nadie, ni los más ricos, pueden darles todo.

Tú también vales

Cuando tu pareja es la única que trabaja es fácil sentir que no puedes gastar dinero en ti mismo. Sobre todo cuando el dinero es escaso, es natural sentir que siempre se deben comprar cosas para la casa y para los niños antes de comprar algo para ti, pero tu trabajo también tiene valor. Estás trabajando todos los días, a tiempo completo, y tal vez sea el trabajo más difícil.

Si bien la frugalidad es una filosofía de vida que no permite el derroche, comprarte un café cuando estás fuera de casa una mañana o salir con tu familia a celebrar tu cumpleaños son cosas que puedes y debes permitirte. Te sentirás mejor acerca de lo que haces cuando te recompensas a ti mismo de vez en cuando.

Tus hijos están aprendiendo

Cuando ven que trabajas a través de un presupuesto o dices “no” a algo que realmente quieren porque no hay dinero, tus hijos están aprendiendo.

Aunque puedes sentir que no estás haciendo mucho, la verdad es que estás transmitiendo tus valores financieros. Siempre que estén viendo, están aprendiendo de lo que haces.

Ver Cómo hablar de dinero con los hijos

Así que decide lo que quieres enseñar a tus hijos. Si eliges los valores financieros de una vida frugal, vívela en todo lo que haces y vas a enseñar a tus hijos a vivir de la misma manera.

(También te puede interesar: 7 Hábitos de la gente altamente frugal)

Ahora también puedes descargar gratis Guía Para Hacer Un Buen Presupuesto Familiar.

[wp_show_posts id=”29246″]
¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!

Noticias relacionadas

× ¿Te gustaría más información por whatsapp?